Ajenjo (Artemisia absinthium)

Publicado el por

AJENJO (Artemisia absinthium)

CONDICIONES AMBIENTALES:

Planta subarbustiva, plurianual. Le gustan los climas templados. Resiste bien las sequías y heladas. Rústica, se adapta a la mayoría de suelos salvo los muy arcillosos o húmedos.

MULTIPLICACIÓN:

Por semillas (en semilleros o directa) a finales del invierno o principios de primavera; la semilla es muy fina y debe mezclarse con arena para mejorar su reparto. Por esquejes en febrero. Por división de matas a finales del invierno y plantándolos directamente en el lugar definitivo.

PARTES ÚTILES: Sumidades floridas y hojas.

USOS CULINARIOS:

Aunque ya apenas se utiliza, en cocina solían usarse las hojas frescas o secas machacadas y en pequeñas cantidades en platos de digestión difícil como los de cordero y cerdo, en sustitución del laurel.
Se utiliza en la preparación de ciertas bebidas como el martini y el wermut, eliminando antes las sustancias tóxicas que contiene. El vino de ajenjo se utiliza en platos de pollo y mejillón.
Es empleado también en pastelería.

PROPIEDADES MEDICINALES:

Aperitiva, carminativa, estimulante, antimicrobiana, febrífuga, tónico-digestiva, diaforética y vermífuga. Remedio de problemas intestinales y para regular la menstruación. Se usa en forma de polvo, extracto, infusión, decocción o tintura. Tiene también acción antitóxica en caso de intoxicación con plomo.
Como uso externo se emplea como desinfectante de heridas y cicatrizante, aplicándose una cataplasma de las partes aéreas cocidas.
Las hojas hervidas, escurridas y machacadas se aplican calientes, calmando los dolores articulares.
Los gargarismos de su infusión se utilizan en la curación de catarros de garganta y anginas.
Como casi todas las especies del género Artemisia, esta planta contiene sustancias tóxicas, de modo que debe dosificarse muy bien.

OTROS USOS:

En el jardín y huerto se utiliza como insectífugo e insecticida vegetal (especialmente contra pulgones), protegiendo las plantas cultivadas.

CURIOSIDADES:

El nombre “absinthium” significa “sin dulzor”, ya que se trata de una planta amarga. En el lenguaje de las flores el ajenjo significa amargura, ausencia y tormentos de amor.
Una antigua leyenda europea cuenta que el ajenjo arrebata el valor de los hombres.
Durante años fue uno de los ingredientes aromáticos principales del popular vermut, término procedente del nombre alemán de la planta (Wermut). La absenta se elabora con ajenjo.

GLOSARIO

ANTIMICROBIANO: Combate los microorganismos o evita su aparición.
ANTITÓXICA: Sirve para neutralizar una acción tóxica.
APERITIVO: Estimula el apetito.
CARMINATIVO: Ayuda a expulsar los gases intestinales.
CICATRIZANTE: Participa en el cierre de las heridas.
DESINFECTANTE: Elimina la infección destruyendo los gérmenes nocivos o evitando su desarrollo.
DIGESTIVO: Facilita la digestión.
DIAFORÉTICO: Provoca sudoración.
ESTIMULANTE: Estimula y activa ciertas funciones del organismo.
FEBRÍFUGO: Disminuye la fiebre.
TÓNICO: Devuelve el tono, la fuerza, a un órgano o a todo el organismo si padece atonía.
VERMÍGUFO: Expulsa o mata las lombrices intestinales.