Alcaravea (Carum carvi)

Publicado el por

ALCARAVEA (Carum carvi)

CONDICIONES AMBIENTALES:

Planta herbácea bienal. Clima templado, tirando a fresco, en zona abrigada, al mediodía. Cultivo a pleno sol, aunque también tolera la sombra. Resistente a las heladas, pero sensible a ellas cuando brota. Muy adaptable a los suelos, aunque prefiere los fértiles, frescos, ligeros, bien drenados y algo calizos. Es planta nitrófila.

MULTIPLICACIÓN:

Por semilla en otoño o a principio de primavera. La floración se produce en la primavera siguiente, prolongándose hasta principios de verano (que florece a partir del segundo año de vegetación). Los frutos suelen madurar en agosto. Necesita poco riego durante el cultivo, pero sí en épocas de sequía.

RECOLECCIÓN:

Se realiza desde final de primavera hasta finales de julio, de los brotes, hojas jóvenes, raíces y de los frutos antes de que comiencen a caerse las semillas. Las hojas se suelen recoger durante el primer año, antes de que la planta florezca. En el segundo año, cuando las semillas empiezan a madurar, se corta la planta a ras de suelo y se cuelga en ramos en un lugar seco y aireado, recogiendo las semillas a medida que van cayendo, conservándolas en recipientes herméticos.

PARTES ÚTILES: Semillas, hojas, raíces.

USOS CULINARIOS:

En la cocina, las hojas jóvenes frescas y los brotes se usan en ensaladas. Las raíces pueden consumirse como verdura, al vapor o hervidas, en puré o en sopa, y también fritas. Los tallos florales se consumen a modo de espárragos (N. Africa). Los frutos, que son muy aromáticos cuando están maduros, constituyen el condimento, utilizándose enteros o molidos para aromatizar pescados, aves, carnes, verduras, ensaladas y algunos quesos y platos de queso con patatas. Las semillas se usan en panadería y en pastelería. Para aumentar el aroma, se recomienda tostar previamente las semillas antes de molerlas, para después añadirlas a los platos. Combina muy bien con cualquier tipo de legumbre, reduciendo además la aparición de flatulencias. Se utilizan también las semillas maceradas en la elaboración de ciertos licores.

PROPIEDADES MEDICINALES:

Estomacal, tónica, diurética, carminativa, digestiva, antiespasmódica, galactógena (aumenta la producción de leche en el período de lactancia) y antiséptica suave.
El aceite esencial es una sustancia aromática estimulante que ha sido utilizada desde muy antiguo como tónico.

OTROS USOS:

En perfumería, la esencia de los frutos se usa para jabones y dentífricos.

CURIOSIDADES:

La alcaravea era una de las especias utilizadas por los pueblos prehistóricos, habiéndose encontrado sus semillas en algunos yacimientos arqueológicos. Los romanos usaron muy poco la semilla de alcaravea como condimento, pero en cambio utilizaban sus raíces como verdura de forma bastante común. El cultivo de la alcaravea en Europa se incrementó en toda la Edad media y al parecer era utilizada en múltiples platos. Hoy en día hay constancia de que Holanda es el principal país mundial en producción de alcaravea.
Las semillas machacadas y molidas junto con migas de pan caliente humedecidas con algo de alcohol se usaban antiguamente como remedio para el dolor de oídos.

GLOSARIO

ANTISÉPTICO: Combate la proliferación de bacterias y otros en los procesos infecciosos.
ANTIESPASMÓDICO: Calma los espasmos o contracciones nerviosas y musculares.
CARMINATIVO: Ayuda a expulsar los gases intestinales.
DIGESTIVO: Facilita la digestión.
DIURÉTICO: Favorece la secreción de orina.
ESTOMACAL: Facilita la digestión.
GALACTÓGENO: Aumenta la producción de leche durante la lactancia.
TÓNICO: Devuelve el tono, la fuerza, a un órgano o a todo el organismo si padece atonía.