Angélica (Angelica archangelica)

Publicado el por

 

ANGÉLICA (Angelica archangelica)

CONDICIONES AMBIENTALES:

Planta herbácea, bienal o trienal, con aroma especiado y almizclado. Florece a fines de primavera y principios de verano del segundo o tercer año; los frutos maduran en verano. Clima seco o húmedo, en lugares soleados o semisoleados. Prefiere suelos frescos, profundos, ricos en materia orgánica y húmedos. Regar con regularidad.

MULTIPLICACIÓN:

Siembra en primavera, poco enterradas. Semillas deben sembrarse nada más recogerse. Bien en maceta.

RECOLECCIÓN:

Los tallos pequeños pueden recolectarse en el verano del primer año; algunas raíces en otoño. Durante el segundo año, se recolectan raíces y rizoma en otoño. Los tallos más jóvenes cn hojas en primavera, y los más viejos al principio del verano. Los frutos cuando están maduros, en verano, antes de que caigan. Las semillas maduras se desecan para conservarlas. El resto de partes (incluidas las semillas) se usan en fresco.

PARTES ÚTILES: Hojas, tallos, semillas, frutos, raíces y rizoma.

USOS CULINARIOS:

En cocina, las hojas se usan para aromatizar compotas de fruta, caldos, confituras y licores. Los tallos se usan confitados en pasteles, mermeladas (exquisita la de angélica con naranja), tartas y bizcochos, frutas cocidas y cremas. Hojas y tallos frescos se usan muy picados en sopas de pescado, verduras y ensaladas.
El rizoma y las raíces se usan en la preparación de diversos licores; el vino de angélica se elabora con 50 gr. de raíz y un litro de vino de Ribeiro, teniéndolo una semana en maceración; se toma para activar el estómago.

PROPIEDADES MEDICINALES:

Los frutos tienen propiedades estomacales. El resto de partes comestibles de la planta se utilizan en casos de trastornos digestivos. Esta planta tiene también propiedades diuréticas, carminativas y expectorantes. Se utiliza en trastornos digestivos, nerviosos, catarros y falta de apetito, así como en atonías del estómago, estimulando las secreciones gástricas.
El aceite esencial tiene propiedades tónicas y se usa en anemias y astenias (debilidad), así como en baños y friegas contra neuralgias y reúma.

OTROS USOS:

Su esencia se usa también para elaborar jabones y dentífricos.

CURIOSIDADES:

El nombre genérico de Angélica deriva del griego “anghelos” (ángel), pues en la antigüedad se le atribuían propiedades milagrosas. El nombre específico (archangélica) tiene dos acepciones: una procedente del griego “arkos” (cabeza), haciendo referencia a la superioridad de sus efectos, y otra aludiendo a que el primero que reveló sus virtudes fue el arcángel Rafael.
Al no ser una planta mediterránea, esta planta pasó desapercibida para los farmacólogos griegos y latinos. En Europa no empezó a ser usada hasta el siglo XIV, utilizándose sólo como verdura en los conventos. En el siglo XVIII, tras alcanzar gran renombre como medicinal en Europa, empezó a utilizarse en licorería para toda clase de bebidas estomacales.

GLOSARIO

CARMINATIVO: Ayuda a expulsar los gases intestinales.
DIURÉTICO: Favorece la secreción de orina.
ESTOMACAL: Facilita la digestión.
EXPECTORANTE: Expulsa las secreciones pulmonares por medio de la tos.
TÓNICO: Devuelve el tono, la fuerza, a un órgano o a todo el organismo si padece atonía