Anís verde (Pimpinella anisum)

Publicado el por

ANÍS VERDE (Pimpinella anisum)

CONDICIONES AMBIENTALES:

Planta herbácea anual, de clima templado o eventualmente templado-cálido, con muchas horas de sol pero algo húmedo al mismo tiempo. Florece en junio-agosto. Exposición abrigada, en solana. Le favorece el sol tórrido. Descartar situaciones umbrías o batidas por el viento. Mejor en colina que en llanura. Le perjudican la escarcha y la niebla, sobre todo en época de floración. Suelo arenoso, suelto, ligero, permeable, bien drenado, fértil, rico en materia orgánica. No le van bien los suelos fríos, arcillosos ni demasiado húmedos, ya que no soporta el encharcamiento.

MULTIPLICACIÓN:

Por siembra directa en pleno campo en primavera (abril-mayo), fuera de época de heladas, en terreno mullido y regado y a pleno sol. Es difícil de trasplantar del semillero. Se puede sembrar en dos veces: una a finales de marzo-principios abril, y otra ya bien entrado abril-principios mayo. Conviene macerar previamente las semillas 12-24 h en agua tibia o templada; cuando empiezan a hincharse hay que sembrarlas enseguida. Hay que mantener la humedad hasta asegurar la germinación. Aclarar con cuidado. Las semillas maduran al cabo de 120 días desde la siembra (finales de julio o agosto).

RECOLECCIÓN:

Hacia julio-septiembre (frecuentemente la segunda quincena de agosto), 30 días después de la floración, a primeras horas de la mañana, cuando caen las hojas, el tallo amarillea, los frutos se ponen duros y oscuros y las cabezuelas se vuelven de color pardo grisáceo. Se atan los tallos en manojos con las umbelas hacia dentro, y se cuelgan 4 ó 5 días al sol o en local ventilado. Se trillan, se criban y avientan, se limpian y se terminan de secar al sol. Deben conservarse en recipientes cerrados y en lugares carentes de humedad.

PARTES ÚTILES: Los frutos maduros y secos. También las hojas.

USOS CULINARIOS:

El olor del anís es muy penetrante y fragante y su sabor es aromático y dulzón. De hecho, toda la planta se halla saturada de un aceite esencial aromático y por ello también pueden utilizarse las hojas frescas picadas para añadirlas a sopas, pastas, ensaladas, estofados, legumbres y verduras, o para aromatizar el pescado.
Se utiliza con mucha frecuencia en la fabricación de conservas y licores, así como en confitería, para la elaboración de todo tipo de pasteles y galletas; así, para los postres y platos dulces, se recomienda mezclar la semilla de anís finamente pulverizada con diez partes de azúcar fino para endulzar dichos platos.
Combina muy bien con clavo, vainilla y jengibre.

PROPIEDADES MEDICINALES:

Se usan los frutos con fines terapéuticos. Las semillas contienen un aceite esencial empleado en infusiones carminativas administradas a los niños; si se añade al azúcar sirve de expectorante en medicina infantil. Su acción contra el cólico infantil se debe al hecho de disminuir los gases intestinales y a su acción relajante sobre el sistema neuromuscular, reduciendo los espasmos o contracciones dolorosas. Es uno de los mejores correctores del sabor para las tisanas medicinales, y de hecho la esencia de anís se usa como aditivo para perfumar diversos medicamentos. Es un potente antiespasmódico que estimula la acción de las glándulas endocrinas (incluidas las mamarias).
Tiene también propiedades diuréticas, laxantes, tónicas, aperitivas y estimulantes. El aceite esencial extraído de los frutos tiene un claro efecto insecticida y bactericida.

CURIOSIDADES:

Originario de Egipto y de las islas griegas, es una de las más antiguas plantas medicinales del mundo. Se le han atribuido propiedades rejuvenecedoras y antitóxicas.
En muchos templos orientales se quemaban maderas sagradas de mirto, incienso y anís, y para los chinos era una especia de obligado uso en los banquetes de bodas, quemándose sus frutos sobre las tumbas de los ancestros como señal de respeto y sacralizad. Los romanos y los galos hacían el pan con semillas de anís y también las colocaban en los cojines para prevenir las pesadillas y aliviar los ataques epilépticos.
A partir del año 1700, en toda Europa se puso de moda hacer panes de anís para celebrar las Pascuas.
La gente del campo solía hacer cigarrillos con granos de anís, y los fumaba por su acción expectorante.

GLOSARIO

ANTIESPASMÓDICO: Calma los espasmos o contracciones nerviosas y musculares.
APERITIVO: Estimula el apetito.
BACTERICIDA: Elimina las bacterias.
CARMINATIVO: Ayuda a expulsar los gases intestinales.
DIURÉTICO: Favorece la secreción de orina.
ESTIMULANTE: Estimula y activa ciertas funciones del organismo.
EXPECTORANTE: Expulsa las secreciones pulmonares por medio de la tos.
INSECTICIDA: Elimina los insectos.
LAXANTE: Sirve para evitar la evacuación del vientre.
TÓNICO: Devuelve el tono, la fuerza, a un órgano o a todo el organismo si padece atonía.