Bardana (Arctium lappa)

Publicado el por

BARDANA (Arctium lappa)

CONDICIONES AMBIENTALES:

Planta herbácea bienal o plurianual, ruderal, nitrófila. Florece en junio-septiembre del segundo año. Pleno sol. Resiste bien el frío y la sequía. Prefiere terreno algo compacto pero permeable, bien labrado, húmedo o fresco.

MULTIPLICACIÓN:

Por siembra directa de febrero a finales de agosto. También se reproduce por hijuelos.

RECOLECCIÓN:

De las hojas en mayo-junio. Se secan en local ventilado a la sombra.
De las raíces en septiembre-marzo del primer año, cuando todavía no hay tallo. Se lavan y limpian, se cortan en trozos, se secan al sol o con estufa.
De las flores, antes de abrirse, sin rabillo.
De las semillas, en junio-septiembre del segundo año.

PARTES ÚTILES: Flores, hojas, raíces y semillas.

PROPIEDADES MEDICINALES:

Forma parte de la composición de infusiones usadas en el tratamiento de la diabetes. También tiene función diurética y sudorífica. En aplicaciones externas se utiliza para el tratamiento de afecciones cutáneas.

CURIOSIDADES:

Antiguamente se utilizaba como diurético, depurativo de la sangre y para las enfermedades del aparato genital. El aceite de bardana tenía fama de estimular el crecimiento del pelo.

GLOSARIO

DIURÉTICO: Favorece la secreción de orina.
SUDORÍFICO: Estimula la transpiración a través de la piel.