Cebollino (Allium schoenoprasum)

Publicado el por

CEBOLLINO (Allium schoenoprasum)

CONDICIONES AMBIENTALES:

Planta herbácea plurianual, pariente de la cebolla. Florece a finales de la primavera (mayo-junio), y resiste el invierno si se mantiene en el interior, ya que de lo contrario soporta mal esta estación. Prefiere suelos frescos, ricos, bien drenados, ligeramente calizos. Cultivo a pleno sol o sombra parcial. Puede cultivarse en macetas. El riego debe ser regular, ni muy frecuente ni demasiado abundante. Para favorecer un crecimiento más vigoroso deben cortarse las hojas por su base, a unos 3-4 cm del suelo, todos los meses.

MULTIPLICACIÓN:

Se siembra en marzo-abril para obtener buenas hojas.
Puede multiplicarse también por división de bulbillos de un bulbo, en otoño. En climas fríos conviene retrasar la plantación a primavera.

RECOLECCIÓN:

Las hojas frescas se van cosechando al cabo de tres meses de la siembra, según vamos necesitando y durante todo el verano, una vez que las plantas han alcanzado cierta altura (unos 15 cm), pero dejando al menos 5 cm, cortándolas con tijeras o cuchillo y alternando los cortes para que la planta pueda rehacer las hojas. Pueden conservarse varios días en un vaso con agua.
Las hojas no se deben secar porque pierden su aroma, pero sí pueden conservarse en frío y congelarse.
Las flores se recogen inmediatamente después de que se abran.

PARTES ÚTILES: Hojas y flores.

USOS CULINARIOS:

Tiene un sabor más fino y suave que el de la cebolla, moderadamente picante y de aroma muy agradable; se usa en ensaladas verdes, tomates, potajes, legumbres, pescados marinados, tortillas y cualquier plato con huevo. Las hojas frescas se emplean también en sopas, mayonesas, salsas, quesos blancos y margarinas a las finas hierbas; de hecho es una de las “finas hierbas” francesas. Resultan particularmente adecuadas para los guisos muy ricos en grasas. Cuando se añaden a guisos o sopas, debe hacerse al final para que no pierdan su sabor; la mejor forma de usarlo es añadirlo por encima, finamente picado, cuando ya se ha cocinado el alimento.
Las flores recién recogidas se usan como guarnición o decoración de platos, crudas en ensaladas o junto con las hojas para elaborar las mantequillas a las finas hierbas.

PROPIEDADES MEDICINALES:

Propiedades muy similares a las de la cebolleta: antiséptica, carminativa, digestiva, aperitiva, diurética y estimulante. Por su riqueza en hierro es bueno contra la anemia.

CURIOSIDADES:

Los cebollinos ya eran cultivados por los chinos hace 5.000 años, quienes los usaban no sólo para cocinar, sino también como antídoto para venenos y para cortar hemorragias.
Se puede utilizar como repelente de insectos. Se dice que las hormigas aborrecen su olor, así que puede hacerse un círculo con un diente pelado alrededor de la boca del hormiguero.

GLOSARIO

ANTISÉPTICO: Combate la proliferación de bacterias y otros en los procesos infecciosos.
APERITIVO: Estimula el apetito.
CARMINATIVO: Ayuda a expulsar los gases intestinales.
DIGESTIVO: Facilita la digestión.
DIURÉTICO: Favorece la secreción de orina.
ESTIMULANTE: Estimula y activa ciertas funciones del organismo.