Comino (Cuminum cyminum)

Publicado el por

COMINO (Cuminum cyminum)

CONDICIONES AMBIENTALES:

Planta herbácea, anual. Florece en verano. Los frutos maduran a finales de verano. Clima templado o templado-cálido, sin variaciones bruscas de temperatura. Pleno sol. Resiste un poco las heladas, siempre que no bajen de – 4 ºC y no sean persistentes. Se recomienda colocar a planta al abrigo del viento. Prefiere suelos algo ligeros, sueltos, profundos, permeables, bien drenados. Descartar los suelos impermeables. Se cultiva fácilmente y requiere pocas labores. Debe mantenerse la humedad.

MULTIPLICACIÓN:

Siembra en primavera (frecuentemente en abril), tras las heladas, en lugar soleado y al abrigo del viento.

RECOLECCIÓN:

A finales de verano, poco antes de que maduren y caigan al suelo. Deben recogerse las umbelas a primera hora del día a medida que van madurando, cuando amarillean o adquieren color castaño. Secar al sol colgadas 2-3 días en lugar seco y ventilado, golpear las umbelas y cribar.

PARTES ÚTILES: Las semillas.

USOS CULINARIOS:

Su sabor es dulce y recuerda al del anís, pero es algo más basto y menos perfumado, algo picante y cálido, muy aromático.
Los frutos secos, enteros o en polvo, aromatizan sopas, salsas, guisos, empanadas, carnes o verduras. Triturados con sal se usan como condimento en varios platos marroquíes. Forma parte del curry y también del cocido madrileño. Los frutos enteros servidos con quesos fuertes de pasta blanda (como algunos de origen holandés) equilibran el sabor a la vez que aportan un toque crujiente. En España es un elemento fundamental en los embutidos. En el Magreb es una de las especias fundamentales en los platos de verdura (tajin), sopas (harira) y cuscús, además de utilizarse para aromatizar carnes y longanizas.
Es una de las especias más apreciadas en la cocina mejicana, junto con otras especias picantes. Puede añadirse en salsa cuya base tenga zumo de limón para aderezar carnes o verduras. Tostadas las semillas con aceite de oliva, se echan sobre la verdura al vapor.
Empleado con discreción, combina muy bien con especias exóticas; es un componente típico de mezclas.

PROPIEDADES MEDICINALES:

Su virtud principal es evitar las flatulencias y el meteorismo, especialmente en el caso de los niños. Además, es calmante, antiespasmódico, tónico, estimulante, digestivo, diurético, carminativo y aperitivo. El cocimiento sirve también para aliviar el dolor de muelas. En los países árabes está considerado un afrodisíaco.

OTROS USOS:

Se emplea también en veterinaria.

CURIOSIDADES:

Originario de Turquía, Oriente Próximo, Egipto y la parte oriental de la cuenca mediterránea. Es una de las especias más antiguas que se conocen. Gracias a la cultura árabe se extendió por toda Europa. En los países árabes está considerado un afrodisíaco. En la Biblia se indica que el pueblo hebreo usaba el comino para aderezar panes y sopas, y durante el rito de la circuncisión se utilizaba en polvo o en emplasto para evitar la infección.
Teofrasto registró una tradición de los agricultores latinos según la cual para conseguir plantas de comino especialmente hermosas en los huertos hay que decir toda clase de blasfemias y palabrotas en el momento de enterrar las semillas.
El comino en polvo conserva sus propiedades aromáticas durante un año.
En el lenguaje de las flores, el comino significa semejanza.

GLOSARIO

ANTIESPASMÓDICO: Calma los espasmos o contracciones nerviosas y musculares.
APERITIVO: Estimula el apetito.
CALMANTE: Disminuye o hace desaparecer un dolor u otro síntoma molesto.
CARMINATIVO: Ayuda a expulsar los gases intestinales.
DIGESTIVO: Facilita la digestión.
DIURÉTICO: Favorece la secreción de orina.
ESTIMULANTE: Estimula y activa ciertas funciones del organismo.
TÓNICO: Devuelve el tono, la fuerza, a un órgano o a todo el organismo si padece atonía.