Consuelda (Symphytum officinale)

Publicado el por

CONSUELDA (Symphytum officinale)

CONDICIONES AMBIENTALES:

Planta herbácea plurianual, de gran porte y muy rústica, difícil de erradicar. Florece en mayo-agosto. Se adapta a casi todos los climas. Debe mantenerse una humedad regular en suelo. Tolera fríos intensos (hasta -15 ºC). Pleno sol o semi-sombra. Prefiere suelos fértiles, húmedos, frescos, blandos, ricos en materia orgánica. En suelos pobres o secos habrá que regarla a menudo y abonarla regularmente con estiércol.

MULTIPLICACIÓN:

División de cepas en primavera u otoño. Los trozos de rizoma con yema se plantan al inicio de primavera.
Reproducción por semillas en noviembre-marzo, pero es poco frecuente.

RECOLECCIÓN:

Las hojas se cogen durante todo el año, sobre todo en mayo-septiembre. Pueden realizarse varias siegas al año. Se secan a la sombra.
El rizoma se recoge en marzo-abril del cuarto año, o en noviembre-diciembre antes del reposo invernal. Una vez cortadas longitudinalmente, se secan al sol o en estufa a 40-60 ºC.

PARTES ÚTILES: Raíz y planta entera.

USOS CULINARIOS:

En cocina se usan las hojas tiernas de modo similar a borrajas o espinacas.

PROPIEDADES MEDICINALES:

Propiedades cicatrizantes y soldadoras de huesos rotos. Afecciones crónicas de articulaciones y huesos. Alivia contusiones, dislocaciones y quemaduras. Suelen utilizarse cataplasmas de la planta machacada.
Trastornos crónicos de vías respiratorias (anginas y catarros). También faringitis y flemones. Para estos casos se aconseja hacer gargarismos con una infusión de sus raíces.
Antieccematosa, antiflebítica, antihemorroidal, antiulcerosa, antivaricosa, antinefrítica, béquica y antidiarreica.
Decocción de raíces para practicar lavados; en compresas para curar úlceras, heridas, contusiones o quemaduras. También puede emplearse la planta fresca rallada o machacada en el mortero.

OTROS USOS:

Fertilizante orgánico en huertos ecológicos, en compost, como acolchado y para elaborar el purín de consuelda.

CURIOSIDADES:

Su nombre proviene de la expresión latina consolida y significa “que suelda”, en alusión a sus propiedades para soldar los huesos rotos.

GLOSARIO

ANTIECCEMATOSO: Cura los eccemas (afecciones cutáneas caracterizadas por vesículas rojizas y exudativas, que dan lugar a costras y escamas).
ANTIFLEBÍTICO: Combate la inflamación de las venas.
ANTINEFRÍTICO: Disminuye la inflamación de los riñones.
BÉQUICO: Eficaz contra la tos.