Fresa del bosque (Fragaria vesca)

Publicado el por

FRESA DEL BOSQUE (Fragaria vesca)

CONDICIONES AMBIENTALES:

Planta plurianual. Vive bien en casi todos los climas, pero no le gusta el exceso de frío ni el calor sofocante, y soporta mal la sequía. En zonas frías, le perjudican las heladas primaverales, que dañan las flores o los frutos. Prefiere suelos ligeramente ácidos, desarrollándose mal en los que son excesivamente calcáreos, así como frescos, bien abonados, mullidos y ricos en humus. Le gusta la exposición soleada y cálida. Es exigente en nutrientes, y tras 4-5 años conviene sembrar abono verde en la parcela donde se hubieran sembrado fresales.
A partir de la fructificación, necesita riegos abundantes pero sin encharcamientos. Se recomiendan los alcochados (paja, hierba u hojas de consuelda), que mantienen mejor la humedad, requieren menos agua, evita la aparición de hierbas y hacen que el fruto no esté en contacto con el suelo; mejor aún es el riego por goteo.
En las zonas frías, a partir de noviembre, pueden cubrirse los fresales con agujas de pino, después de haber aportado compost, esto hace que el suelo se acidifique ligeramente, beneficiando a los fresales.

MULTIPLICACIÓN:

Por estolones desde mediados de agosto hasta finales de octubre, aunque puede realizarse en cualquier época del año. Es lo más sencillo. Se eligen las plantas que han emitido estolones y proceden de matas sanas y fuertes, se suprimen las posibles flores y frutos que tuvieran y se plantan en macetas (trasplantándolas al terreno a partir de marzo) o directamente en tierra.
División de mata en septiembre, eligiendo las más sanas y vigorosas, limpiando de hojas secas y estolones cercanos; se recalzan los pies con tierra suelta para favorecer la emisión de pequeñas raíces. Desde finales de septiembre y durante octubre se arrancan las matas y se separan las plantas, eligiendo sólo aquellas con raicillas nuevas y con 1-2 brotes incipientes. Se cortan las raíces y hojas viejas y se trasplantan al huerto o se colocan en macetas para que enraícen bien. Se riega abundantemente.
La siembra por semillas no es muy frecuente.

RECOLECCIÓN:

Se recolectan manualmente las hojas jóvenes e intactas (las viejas son muy amargas), secándose a temperatura no superior a 40 ºC, lo cual hace que mantenga un aroma natural y un sabor tan sólo ligeramente amargo.
Los frutos se cosechan desde la primavera siguiente a su plantación hasta bien entrado el verano, a ser posible por la mañana temprano, para que no se calienten demasiado y estén más sabrosas.

PARTES ÚTILES: Frutos, hojas.

PROPIEDADES MEDICINALES:

Las hojas jóvenes e intactas se utilizan con fines medicinales. Las tisanas hechas con estas hojas resultan fortificantes para las personas nerviosas y anémicas; también se utilizan en inflamaciones intestinales y gástricas que cursan acompañadas de diarreas, en afecciones de las vías urinarias y riñones, y para los cálculos renales.
Las hojas fermentadas son un sustituto del té y son aperitivas. Las hojas escaldadas se aplican en compresas sobre heridas infectadas. La decocción se usa para preparar un gargarismo contra el mal aliento.

El fruto es muy sabroso y con propiedades diuréticas, laxantes, depurativas, aperitivas, tónicas, refrescantes y remineralizantes. Contiene muchas vitaminas y minerales.

CURIOSIDADES:

Los ancestros de las fresas cultivadas son plantas silvestres que crecen espontáneamente en los márgenes de bosques frondosos de varios puntos del planeta. Las fresas silvestres son aromáticas y muy pequeñas, aunque menos carnosas y más ácidas que las fresas y fresones cultivados.
Por su pequeño porte, pueden cultivarse perfectamente en macetas, en terrazas y balcones, aportando el toque decorativo de sus hojas y frutos. La mayoría de las variedades son de desarrollo horizontal, pero existen algunas variedades trepadoras muy vistosas.
Si la planta amarillea, puede ser señal de clorosis, que suele darse en suelos muy calizos o muy compactos, por un exceso de humedad o encharcamiento.
En el huerto, son asociaciones beneficiosas las que lleva a cabo con ajos, espinacas, lechuga, borrajas, judías de mata baja o tomillo. En cambio, se llevan mal con todo tipo de coles.

GLOSARIO

APERITIVO: Estimula el apetito.
DEPURATIVO: Purifica el organismo mediante la eliminación de toxinas.
DIURÉTICO: Favorece la secreción de orina.
LAXANTE: Sirve para evitar la evacuación del vientre.
TÓNICO: Devuelve el tono, la fuerza, a un órgano o a todo el organismo si padece atonía.