Hierbabuena (Mentha sativa)

Publicado el por

HIERBABUENA (Mentha sativa)

CONDICIONES AMBIENTALES:

Herbácea plurianual, muy aromática. Prefiere la semisombra y requiere bastante humedad.

MULTIPLICACIÓN:

Se reproduce muy fácilmente por división de mata.

RECOLECCIÓN:

Las hojas pueden recolectarse para secar a lo largo de todo el año. Se colocan en capas muy finas y se les cambia de posición con frecuencia; una vez secas, se guardan en frasco de vidrio. También pueden conservarse congeladas; se cortan las hojas en trocitos y se meten en las cubiteras para hacer cubitos de hielo, se añade agua y al congelador. Cuando se necesiten sólo hay que añadir los cubitos en el caldo o ponerlos en un escurridor hasta que se derrita el hielo.

PARTES ÚTILES: Hojas y tallos tiernos.

USOS CULINARIOS:

Tiene un sabor algo menos fuerte que la menta, pero muy parecido. Su agradable olor se debe al mentol, uno de los componentes de su aceite esencial.
En cocina las hojas se utilizan en las sopas, cocidos, guisos, verduras, estofados y para preparar caracoles. Con ellas se hace en el Norte de África el té verde, como aperitivo de sus grandes comilonas. En pequeñas cantidades combina con todas las hierbas y especias.

PROPIEDADES MEDICINALES:

Tiene las mismas propiedades que la menta: tónica, estimulante, carminativa y estomacal. Como hierba medicinal se usan sus hojas en infusiones digestivas para desórdenes digestivos como acidez y dolor estomacal, diarrea, bilis, gastritis, estreñimiento e infección intestinal.

CURIOSIDADES:

Las hojas pueden conservarse secas en frasco de vidrio y también congeladas; se cortan las hojas en trocitos y se meten en las cubiteras para hacer cubitos de hielo, se añade agua y al congelador. Cuando se necesiten sólo hay que añadir los cubitos en el caldo o ponerlos en un escurridor hasta que se derrita el hielo.
Los romanos le atribuían propiedades afrodisíacas.
En Sudamérica se cultivaba a comienzos del siglo XVII, y los españoles la llevaron también a Filipinas, donde su uso está muy extendido.

GLOSARIO

CARMINATIVO: Ayuda a expulsar los gases intestinales.
ESTIMULANTE: Estimula y activa ciertas funciones del organismo.
ESTOMACAL: Facilita la digestión.
TÓNICO: Devuelve el tono, la fuerza, a un órgano o a todo el organismo si padece atonía.