Hinojo silvestre (Foeniculum vulgare)

Publicado el por

HINOJO SILVESTRE (Foeniculum vulgare)

CONDICIONES AMBIENTALES:

Planta herbácea, perenne o bienal, nitrófila, melífera. Las hojas, varias veces divididas, de segmentos lineares, nacen en invierno y primavera. Florece en verano, cuando las hojas ya están secas. Pleno sol, exposición calurosa, tolera ligera sombra, temperaturas templadas, resistente a las heladas, pero le favorecen los veranos prolongados. No es muy exigente en cuanto a suelo, aunque prefiere las tierras fértiles y ligeras, calizas, bien drenadas, y rechaza los suelos muy arcillosos. No le gusta el exceso de humedad. Es sensible a las heladas. Requiere riegos abundantes en primavera y verano. Si queremos potenciar el crecimiento de las hojas, es conveniente cortar las flores antes de que las semillas maduren, o bien recortar la parte superior de la planta a finales de otoño.

MULTIPLICACIÓN:

Fundamentalmente por semillas. Puede empezar a sembrarse en febrero-marzo en semillero protegido y trasplantar a macetas cuando las plantitas tengan un par de hojas. La siembra directa es posible a partir de mayo. Dado que se propaga solo, hay que arrancar las plántulas no deseadas antes de que enraícen. También es posible la multiplicación por división de raíces, arrancándolas en primavera, aunque no da tan buen resultado como la siembra.

RECOLECCIÓN:

Se recolectan los brotes tiernos desde fines del invierno hasta la primavera, mientras que los tallos para condimento se recogen en el otoño. La recolección de las hojas frescas se hace antes de la floración, según nuestras necesidades, ya que se marchitan con rapidez. Las semillas se recogen cuando están secas pero antes de que caigan, cortando las inflorescencias y secando después las semillas sobre una hoja de papel. Las raíces se arrancan en otoño.Las hojas secas pierden parte de su aroma; sin embargo, frescas admiten bien la congelación. Las semillas secas deben exponerse al sol 1-2 días antes de guardarse en recipientes herméticos una vez secos. La raíz lavada se seca en un lugar seco y aireado.

PARTES ÚTILES: Hojas, tallos, raíces, semillas.

USOS CULINARIOS:

Toda la planta es muy aromática, con olor y sabor anisado. Como hierba aromática se usan hojas y tallos picados, como especia se usan las semillas y como hortaliza se usa el bulbo.
Como verdura cruda en el campo o en ensalada se usan los brotes tiernos con hojas. La forma más extendida es masticar o chupar trozos de hinojo directamente sin ninguna preparación, ya que refresca y quita la sed, probablemente por su sabor a anís. Algunas personas comen el tallo tierno (cogollo), lo que encierra la vaina de las hojas tiernas, pelándolo bien directamente o en ensalada, a principios de primavera.
Como conservante para higos secos: se cuece un poco de hinojo y unas hojas de higuera negra y se escaldan los higos; luego se dejan secar y así al parecer no salen gusanos.
Y sobre todo como condimentaria, utilizándose la porción aérea, especialmente los tallos. Se usa para aliñar las aceitunas. Para ello se trocea la caña a medio secar, y se añade a las aceitunas ya desamargadas junto con otros condimentos (ajo, tomillo, laurel, cáscara de limón o naranja y sal). En algunos lugares se usa también para guisar, e incluso el agua de cocción de las ramas se añade a algunos dulces. Marida muy bien con el pescado, ensaladas, algunos quesos, carnes estofadas y mantequillas a las finas hierbas, guisos y sopas, añadiéndolo al final para que no pierda su sabor. Las semillas se usan también en la elaboración de licores como sustituto del anís, así como en salsas, panes y repostería. Los bulbos se consumen crudos en ensalada, gratinados, cocidos o a la brasa.

PROPIEDADES MEDICINALES:

Como medicinal, se usa en infusiones digestivas, pudiéndose cortar a trocitos y dejándose secar en una bolsa de tela, mezclándose por ejemplo con poleo y manzanilla. Es muy buena contra los gases (infusión de los frutos) y quita el mal aliento.
Las raíces tienen propiedades diuréticas y las hojas tienen propiedades vulnerarias. Por su parte, los frutos son estomacales, eupépticos, digestivos, carminativos y galactógenos.

CURIOSIDADES:

No debe plantarse nunca cerca del eneldo, pues ambas plantas podrían hibridar; tampoco cerca de la alcaravea o el cilantro, pues en tal caso ninguno de éstos florece.

GLOSARIO

CARMINATIVO: Ayuda a expulsar los gases intestinales.
DIGESTIVO: Facilita la digestión.
DIURÉTICO: Favorece la secreción de orina.
ESTOMACAL: Facilita la digestión.
EUPÉPTICO: Favorece la digestión.
GALACTÓGENO: Aumenta la producción de leche durante la lactancia.
VULNERARIO: Facilita la cicatrización de las heridas.