Jazmín (Jasminum officinale)

Publicado el por

JAZMÍN (Jasminum officinale)

CONDICIONES AMBIENTALES:

Arbusto plurianual de crecimiento rápido y vigoroso, trepador y de estructura liviana, procedente de la India y utilizado desde muy antiguo. La floración, muy perfumada, se produce entre junio y octubre, y más intensamente en verano. Poco exigente en suelos, con tal de que estén bien drenados. Admite suelos calizos y arcillosos. Los riegos deben ser más bien escasos. Exposición a pleno sol. Tolera las heladas si no son muy intensas. Debe protegerse del viento. Soporta la contaminación atmosférica.

MULTIPLICACIÓN:

Se puede multiplicar mediante estaquillas o esquejes; también por acodos.

PARTES ÚTILES: Flores.

USOS CULINARIOS:

En cocina, Las ensaladas de pétalos de crisantemo o magnolia, flores de jazmín y de hibisco son ideales como guarnición de las aves y los pescados. Las flores de jazmín son muy utilizadas en Indonesia para perfumar platos de pollo y otras aves. En las ensaladas se limitan a decorar, aunque cada vez es más frecuente encontrar mantequillas compuestas que se condimentan con pétalos de flores de jazmín, de naranjo o de limonero. También se han venido utilizando desde tiempos inmemoriales en la cocina china.
Receta de helado de jazmín: un puñado de flores de jazmín , 1/4 litro de nata , 150 gr. de azúcar. Poner las flores de jazmín en un cuenco y verter encima la nata hirviendo y el azúcar. Dejar así 75 minutos y después colarlo. Poner esto en el congelador y servir, decorado con flores frescas de jazmín.

PROPIEDADES MEDICINALES:

El té de jazmín es muy utilizado en China desde la antigüedad, tiene propiedades calmantes, favoreciendo la recuperación en los estados emocionales que alteran la salud, como el insomnio. Tiene así efectos sobre el sistema nervioso, siendo eficaz en patologías de carácter psíquico y psicosomático, es un sedante natural liberador de tensiones, que mejora los estados de ánimo, indispensable para restaurar las defensas orgánicas.
Con más de 700 años de historia, el té de jazmín es el té verde impregnado con el delicado aroma de las flores en capullo del jazmín. Es recomendable para calmar la ansiedad, relajar el cuerpo, animar la mente, ayudar en problemas del pulmón y vías respiratorias. También contribuye a mejorar el apetito y la pesadez estomacal. En tiempos fríos ayuda a mantener el cuerpo caliente, y en tiempos de calor ayuda a eliminar líquidos y así bajar la temperatura corporal evitando mareos por el calor.

OTROS USOS:

El jazmín es uno de los componentes fundamentales en la industria de la perfumería, destinándose a la elaboración de tonos florales y a la preparación de jabones aromáticos.
En Egipto las flores se recogen por la mañana, antes de la salida del sol. El aceite esencial se obtiene por destilación.
Se cultiva como planta ornamental.

CURIOSIDADES:

En la India se da la bienvenida a los visitantes con una guirnalda de flores de Jasminum officinale. En china, las hojas del Jasminum sambac se añaden al té para hacerlo más aromático.
Su cultivo en maceteros hace posible su inclusión como planta de terraza o porche, proporcionando un efecto estético y fragante.