Milenrama (Achillea millefolium)

Publicado el por

MILENRAMA (Achillea millefolium)

CONDICIONES AMBIENTALES:

Planta herbácea plurianual. Florece en mayo-septiembre u octubre. Prefiere los climas templados o templado-fríos, aunque es muy tolerante con el tipo de clima. Resistente a las heladas (hasta
–15 ºC) y también a las sequías, aguantando mejor éstas que el exceso de agua. Es muy rústica, adaptándose a todos los suelos, aunque prefiere los bien drenados, arenosos y algo frescos, y no le conviene los arcillosos compactos. Pleno sol.

MULTIPLICACIÓN:

La semilla es difícil de encontrar en el comercio, por lo que resulta más fácil reproducirla por división de pies a principios de primavera y otoño. También por esquejes verdes de tallo tierno en primavera o principios de verano. El mejor sistema parece ser por rizomas a finales de invierno o en octubre, puede realizarse incluso todo el año.

RECOLECCIÓN:

Se realiza en junio-septiembre, cuando la planta está en plena floración. El primer año suele ser en junio, y los siguientes se adelanta un mes y se prolonga hasta septiembre-octubre. Se recogen las partes no lignificadas del tallo foliado o simplemente la flor. Debe secarse a la sombra rápidamente, y conservar en lugar seco y a ser posible en la oscuridad. La esencia de esta planta se obtiene por destilación con vapor a partir de las flores secas, y es de color azulado.

PARTES ÚTILES: Tallos con sus hojas y flores, flores solas.

PROPIEDADES MEDICINALES:

Flores y hojas se usan en infusión, cataplasma o aplicadas machacadas frescas sobre la herida o la parte afectada. Esta planta no debe tomarse en grandes dosis ni durante un largo período de tiempo. Se utiliza una pócima de aproximadamente una concentración doble para su uso externos sobre heridas, quemaduras, llagas, eczemas, úlceras, hemorroides, lavado de manos agrietadas, gargarismos y aseo ginecológico.
Antiespasmódica, antiinflamatoria, vulneraria, antihemorrágica, cicatrizante, astringente, tónica, vermífuga, diurética y carminativa.
Se usa para paliar los desarreglos menstruales, pues ayuda a regular el ciclo y reduce el exceso de flujo sanguíneo.
Combinada con otras plantas se usa para aliviar resfriados y gripe.

OTROS USOS:

En licorería se emplea como amargo aromático (hojas y capítulos florales). En los países nórdicos suele utilizarse como sucedáneo del lúpulo en la fabricación de la cerveza.

CURIOSIDADES:

La planta desprende un aroma intenso que recuerda vagamente al del crisantemo.
Las hojas están totalmente divididas en foliolos de primer y segundo orden, y éstos a su vez están divididos nuevamente en tiras muy estrechas, de ahí el nombre de “milhojas”.
Su nombre botánico le viene del amplio uso que el gran guerrero griego Aquiles hacía de ella para sanar sus heridas de guerra. También se la denominó “herba militaris” por ser muy aplicada para curar heridas de combate.
Durante mucho tiempo sus hojas se han usado para cortar o bloquear las hemorragias nasales.

GLOSARIO

ANTIESPASMÓDICO: Calma los espasmos o contracciones nerviosas y musculares.
ANTIHEMORRÁGICO: Favorece la coagulación sanguínea, y se usa por tanto en el tratamiento de las hemorragias.
ANTIINFLAMATORIO: Disminuye la inflamación de los órganos.
ASTRINGENTE: Estriñe, retrasa el curso del contenido intestinal y dificulta su evacuación.
CARMINATIVO: Ayuda a expulsar los gases intestinales.
CICATRIZANTE: Participa en el cierre de las heridas.
DIURÉTICO: Favorece la secreción de orina.
TÓNICO: Devuelve el tono, la fuerza, a un órgano o a todo el organismo si padece atonía.
VERMÍGUFO: Expulsa o mata las lombrices intestinales.
VULNERARIO: Facilita la cicatrización de las heridas.