Saponaria (Saponaria officinalis)

Publicado el por

SAPONARIA (Saponaria officinalis)

CONDICIONES AMBIENTALES:

Planta herbácea plurianual, rizomatosa, muy rústica. Florece en junio-septiembre, y más intensamente en julio-agosto. Pleno sol o semi-sombra. Resistente a las heladas (hasta -15 ºC) y a la sequía. No es exigente en cuanto a la clase de terreno. Suelo profundo, drenado o encharcado, fresco; los suelos pobres deben ser abonados. Riegos regulares bastante frecuentes (el terreno debe permanecer siempre fresco). En el terreno, aporcar las plantas al comenzar los fríos (hacia octubre).

MULTIPLICACIÓN:

Por semillas; semillero protegido o en cama caliente en primavera u otoño (septiembre), trasplante en marzo-abril. Siembra de asiento a mediados de marzo.
Esquejes de madera tierna obtenidos a primeros de verano, que se colocan del otoño a la primavera (marzo).
División de matas de octubre a marzo.

RECOLECCIÓN:

El rizoma se recolecta en marzo-junio del quinto año o avanzado el verano, y en septiembre-noviembre. Las raíces se extraen al quinto año, se limpian, se cortan en trozos y se dejan secar.
La primera cosecha de hojas tiene lugar desde el segundo año, en julio-agosto, cuando la planta está a punto de florecer. Si el corte se realiza pronto, la planta volverá a florecer a finales de septiembre, permitiendo un segundo corte aunque de menor rendimiento.
Las sumidades se cortan a 30 cm, poco antes de abrirse las flores.
El secado de hojas y flores se hace en local bien ventilado, al sol o a la sombra. El rizoma y las raíces, en trozos, se secan al sol o con calor artificial (50-70 ºC).

PARTES ÚTILES: Rizoma, hojas, sumidades florales.

PROPIEDADES:

Ha sido cultivada muchas veces porque una vez machacada servía para sustituir al jabón. La maceración de la raíz produce mucha espuma, sobre todo después de añadir bicarbonato sódico.
Para uso medicinal se usa el rizoma de plantas de al menos 2-3 años de edad.
Es usado para preparar gotas y jarabes expectorantes. Es diurético y diaforético.
La raíz se emplea para preparar dentífricos, jabones y polvos limpiadores.
Sus sumidades originan una acción un poco más atenuada.

CURIOSIDADES:

Una receta para hacer jabón con saponaria:

– 50 gr. raíz Saponaria officinalis
– 1 cucharada hojas salvia
– 1 cucharada hojas romero
– 1 cucharada hojas abrótano
– 1 l de agua.

Se colocan las hierbas en un recipiente. Se hierve agua y se vierte sobre las hojas y la raíz de saponaria. Tapar y dejar reposar 45 minutos. Colar y envasar. Se obtiene un jabón líquido para manos, cara o champú.